Blogia
CRÓNICAS HOTELERAS

No se quejará...

Aquí de vez en cuando recibimos alguna queja y amonestación del cliente, desde el que berrea desde una esquina del hall hacia el recepcionista increpándole su falta de profesionalidad por no haberle avisado que tenía unas escaleras de acceso desde el parking, hasta el que te lo dice bajito, discretamente, que el hotel no debería tener cuatro estrellas...

Pero este cliente no creo que se queje: Nos había avisado que no le funcionaba el teléfono, así que pensando que el aparato estaba averiado se le cambia. La avería sigue, por lo que deduzco (jodé con el visionario) que la avería no es del aparato y por lo tanto yo no puedo hacer nada. Se lo comunico al cliente pero contesta que tiene que recibir una llamada importante de su hija y que no puede estar sin teléfono. Mantenimiento está ilocalizable por lo que le tranquilizo diciéndole que aunque no queda ni una de las habitaciones libre, en cuanto reciba la llamada en recepción , subo y le acompaño a recepción para que hable con su hija. Dicho y hecho, llamada de su hija al cabo de un par de horas, subo al cuarto piso, llamo a la habitación, tarda en abrir (será el jetlag, son Mexicanos), acompaño al cliente a recepción, le dejo nuestro teléfono de la centralita, y allí platica nuestro buey con su chamaca un buen rato...

La propina que me llevé por el servicio fue una gran sonrisa del cliente acompañada de "Gracias, muchas gracias..."

Suficiente para mí. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Francisco Miranda -

Esos son los detalles que hacen que los clientes piensen que lo mejor del hotel es el personal.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres