Blogia
CRÓNICAS HOTELERAS

Dos y la dentadura

Si estoy tirado en el sofá de casa y veo el gag en la tele no me hace ni puñetera gracia (menos que esos matrimonios con tanta audiencia) por lo inverosímil de la escena pero como ha ocurrido delante mío, pues allá va:

Dos hombres de unos sesenta años que se detienen en el mostrador para decirme si ha entrado esta última hora alguna camarera en la habitación porque se han vuelto locos buscando una prótesis dental de uno de ellos que no aparecía por ningún lado, y cual ha sido su sorpresa que al volver a la habitación allí estaba, en la mesilla. Les digo que no ha entrado ninguna de las chicas porque a esa hora ya se habían marchado todas a casa y no se explican, me explican, como es posible que la dentadura estuviera allí sonriéndoles, cuando se habían vuelto tarumbas de tanto buscarla. Comenta el protagonista que como había estado comiendo frutos secos tal vez se la hubiera tragado y al notar cierto dolor abdominal, no se le ocurrió otra cosa que ir al servicio de urgencias del hospital para que le hicieran unas placas y confirmar si efectivamente estaba allí la prótesis.

A estas alturas de la historia yo ya estaba pensando si me estaban tomando el pelo o no. Pero era cierto.

Además, teníais que ver al perdedor de prótesis y su amigo: dos casi ancianos que no callan ni encima del agua, tipo Mr. Magoo, contando la historia con todo lujo de detalles...Si veo este sketch en la tele la apago directamente pero eso de la realidad que supera a la ficción...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Pablo -

Je, je, je... muy bueno.
Es increíble las cosas que pueden pasar.

Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jaime -

Desde luego pronto tienes que pensar en escribir un libro. Esta que acabas de contar está entre el humor negro y la ciencia ficción. Muy buena como todas las que escribes.

Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres