Blogia
CRÓNICAS HOTELERAS

Homo hoteliensis tescucho

Homo hoteliensis tescucho

Prosiguiendo con nuestras conferencias ahora que agosto toca a su fin, hoy vamos a hablar de un especimen que ha aparecido hace escasos años en nuestro habitat: el "Homo Hoteliensis Tescucho".

Dime Sonia, si, vale...No. todavía no hemos averiguado si son ruedas o pies. Ten en cuenta que al "Homo Hoteliensis Semicuerpo" solo se le ve de cintura para arriba.

Bueno, como decíamos del Homo Hoteliensis Tescucho (HHT), aparece ya delante del Hotel por la puerta del taxi con su trozo de metal agarrado con una mano y sujetándolo contra una de sus orejas como para medirle la temperatura. En realidad lo que hace es escuchar los sonidos que creemos salen de este artilugio inventado no sabemos por quién, aunque hay sospechas de un tal Gila, pero no nos creamos todo, su misma madre le riñó diciéndole que no volviera a nacer sin avisar... A lo que íbamos, entra en el hotel con eso en la oreja, dice algo al recepcionista, el recepcionista le contesta, HHT le dice que le escucha, el recpcionista le vuelve a repetir, HHT le dice al aparato de la oreja "tescucho", cántico que como un jilguero repite muchas veces tanto al semicuerpo que tiene delante como al taxista, como al botones, como a su madre... hasta que desaparece rumbo a su habitación con un último "tescucho" pronunciado mientras descifra en qué número de habitación tiene que recalar porque nuestro recepcionista se lo ha dicho dándole la bienvenida pero como el aparato metálico de su oreja que a veces cambia a la otra no para de susurrar, creemos que en realidad este especimen llamado "Homo Hoteliensis Tescucho" no escucha ni a quien tiene delante ni a esa pastilla de jabón metálica o a quien quiera que está dentro de ella.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres